La naturaleza esencial de la Vida es Alegría. La alegría es de lo que está hecha la Vida y viceversa.

Toma la decisión en este instante de ser feliz contigo y amarte a ti mismo. La felicidad es una decisión. Decide ahora ser el estado de felicidad y todo lo demás le seguirá.

La felicidad es un continuo de momentos que no son resistidos. Si resistes un momento, no te sentirás feliz. Asimismo, aquello que resistes persiste, lo que aceptas y traes a la luz se revela a sí mismo y te libera. El amor incondicional, la aceptación, el desapego y la tolerancia, todos ellos conducen a la felicidad.

La tristeza y la alegría son diferentes grados de la misma cosa. Simplemente parecen ser cosas diferentes. Frío y calor son en realidad solo grados de la misma cosa llamada temperatura. Cuando te expresas a ti mismo y a tus deseos, tienes alegría. Cuando no lo haces, tienes tristeza.

Sigue a tus deseos.

Se ha dicho que la felicidad proviene de hacer que las cosas ocurran para ti en lugar de esperar que las cosas te sucedan.

Equilibra tu cuerpo, mente y alma. Sin equilibrio puedes no volverte feliz. Invierte tiempo haciendo cosas relacionadas a todos esos tres aspectos de ti. Para tu cuerpo, cuídalo, diviértete con él, disfrútalo, úsalo, ejercítalo, aliméntalo bien, hazlo descansar, etc. Para tu mente, aliméntala continuamente con nuevos conocimientos, ejercítala, medita y ponte en contacto con ella, piensa adecuadamente y en forma intencional, hazla

descansa, etc. Para tu espíritu, aprende sobre él, ejercítalo, medita, ponte en contacto con él, etc. Y para los tres, escúchalos y respeta lo que te dicen, ámalos.

La alegría es tu naturaleza verdadera. Otra palabra para tu alma es alegría. Alma = Alegría = Libertad = Alma. La falta de alegría es la falta de expresión del alma.

Protege y nutre al medio ambiente, a la naturaleza. Sea que esté en tus alrededores inmediatos ó alrededor del mundo, haz tu parte y haz más. La salud de tu medio ambiente influye en tu salud la cual influye en la alegría de tu ser. La belleza y comodidad de tu entorno también influye en tu alegría. La alegría y la harmonía en todas las cosas que componen tu entorno influyen en tu alegría y harmonía. Todo está conectado.

El amor, la risa, el compartir, el entusiasmo, el optimismo, la liviandad del corazón – éstas son cosas que hacen feliz a una persona. Elige ser estas cosas y serás feliz. Simplemente haz la elección para ser estas cosas a partir de ahora.

Encuentra el humor en todas las cosas. Todo tiene su humor, aún las cosas mas “serias”. Inténtalo. Al principio, te será difícil encontrar humor,

pero pronto se volverá natural una vez que te acostumbres a él. Esto te liberará.

La felicidad no se encuentra en circunstancias ó eventos. Cada evento es simplemente eso- un evento. Eliges experimentar un evento como feliz ó infeliz.

Cuando te enfrentes con un evento, elige la respuesta que te trae felicidad.

La felicidad viene de crear y no de reaccionar.

La felicidad proviene de la observación verdadera de lo que está dentro de ti y fuera de ti. Proviene de ser verdadero contigo mismo y con todo lo demás fuera de ti. La libertad, literalmente, te hará libre.

Elige ser feliz. Tú no eres tus circunstancias – esa es una ilusión muy poderosa. Tus circunstancias eres tú- esa es una verdad. Trata de entender esto. Cuando tú cambias, las circunstancias cambian.

Elige gustar de ti, amarte a ti mismo. Grita fuerte varias veces. “! YO ME QUIERO!” ¡Y hazlo en forma convincente! Simplemente haz la elección, ahora. No lo compliques. Es una elección simple. ¿Qué pasa si hay algo de ti mismo que no te gusta? Empieza a gustar de eso y luego cámbialo. Como ves, aquello a lo que resistes nunca te dejará. Si una persona te dice que no pienses en el color rojo te verás pensando en el color rojo. Sea lo que fuere que no te agrada de ti, deja de resistirlo. En su lugar, acéptalo, tráelo a la luz, ámalo y míralo con calma y desapego. Ríete con eso y hazte amigo. Te revelará sus secretos y te dejará ir pero debes elegir continuamente gustarte a ti mismo todo el tiempo. Esto significa que comienzas a pensar en los pensamientos que tienes sobre ti mismo. En cuanto tienes un pensamiento sobre ti mismo que es negativo, termínalo instantáneamente y ve a uno positivo. Se intencional en el pensamiento. Te conviertes en lo que piensas más frecuentemente. Si tienes pensamientos que no son de amor a ti mismo, te conviertes en una persona que no es amada. Ni tú ni los demás serán capaces de amarte. Es muy simple. Elige bien, porque está todo dentro de tu poder en la medida que elijas claramente, consistentemente y creyendo. Si piensas en forma consistente que eres feo ó no querido, incapaz de hacer esto ó aquello, así será. El universo conspira para hacer que los pensamientos más poderosos que tienes sobre ti mismo se vuelvan verdad. Las condiciones para hacerlos verdad surgirá. Cambia tu mente y cambia tu mundo. Elige bien.

Vive Ahora, Aquí. Tal como Harry Potter fue aconsejado por su maestro, Albus Dumbledore en la película Harry Potter y la Piedra del Filósofo, “No hace bien vivir en los sueños y olvidarse de vivir” Harry Potter encontró un espejo mágico que mostraba, según Dumbledore, “los deseos mas profundos y desesperados de nuestros corazones…pero sin conocimiento ó verdad”. Dumbledore le advirtió luego a Harry Potter que no lo utilizara ya que a pesar de que podría haberle resultado cómodo pasar todo el día soñando despierto con sus deseos, el hacerlo no sería vivir. Vivir es lo que permite a la Vida, expresarse a sí misma y con la expresión viene la alegría. Está bien soñar, pero vive la vida Ahora, Aquí ya que el único lugar en que puedes vivir la vida es Aquí, Ahora. Dumbledore le explicó a Harry Potter que la persona más feliz era la que miraba en el espejo mágico y se veía a sí mismo, exactamente como eran Aquí, Ahora. Piensa en eso.

Hay un antiguo dicho que expresa: “Cuando te ríes, el mundo se ríe contigo pero cuando lloras, lloras solo” Deja de llorar y comienza a reír.

Hazlo simple.

Ten entusiasmo, vive con pasión. ¿Cómo? Elige hacerlo así. Simplemente hazlo.

Cambia tu mente. Comienza a ver como las cosas buenas son realmente y tendrás alegría. Mira a la luz y nunca verás la obscuridad. Cambia tu mente; cambia lo que piensas que estás viendo. Puedes estar mirando lo mismo y ver una imagen feliz en lugar de una imagen infeliz. Ve lo bueno en todas las cosas. Mira la magia. Eso es lo que hace la gente feliz.

La alegría es lo que nos sucede cuando nos permitimos reconocer lo buenas que son las cosas- Marianne Williamson

Cultiva tus relaciones con la gente. La gente feliz estadísticamente y es bastante obvio, tienen relaciones saludables y felices con los amigos y con la familia. El amor es una fuerza poderosa. Sé amigable y de amor incondicional y te harás de amigos y tendrás muchas relaciones fantásticas. Con eso dicho debes recordar siempre que no necesitas nada fuera de ti para ser feliz. No te conviertas en el tipo de persona que depende de los demás para ser feliz- esa es una adicción y una falsedad, por no mencionar la presión injusta puesta en los demás y que solo conduce a una eventual infelicidad. Amate a ti mismo y reconoce que tu amor por los demás debe ser libre e incondicional. Luego sé amigable y mantén tu libertad de elección- cualquier relación donde pierdes tu libertad de elección no es saludable y conduce a la infelicidad. Las relaciones que en todos los niveles son estables, justas, libres y por amor conducen a la felicidad. Piensa en esto: No le debes nada a nadie, nunca, por ninguna razón. Todo lo que haces por los demás es un regalo para ellos y viceversa. Una vez que entiendes esto en profundidad, entenderás lo que es amor incondicional, que no demanda de los demás nada en particular y no siente presión para tener que darle nada en particular a los demás y todo lo que existe son regalos dados y aceptados con alegría y en forma natural.

Del amor viene la alegría. ¿Qué es el amor? El amor no es una atadura; es una libertad, un liberador, no un atador. Es algo que se expresa libremente, no un limitador. En presencia de amor verdadero las cosas florecen tal como son, perfectas.

Llena la copa de los dos pero no bebas de una. –Khalil Gibran

No gastes tiempo pensando que tan infeliz eres ó como esto, aquello ó lo otro te hace infeliz. Recuerda, te conviertes en aquello en lo que piensas más frecuentemente.

Cuanto menos juzgas más feliz te vuelves. Cuanto más perdonas más feliz te vuelves.

Cuida y nutre tu libertad y deja que los demás también la tengan. Practica el amor incondicional para ti mismo y para los demás. La libertad y el amor- esas son las claves para la felicidad. No te coartes la libertad ni la de los demás. El amor verdadero e incondicional y la libertad son las llamas que encienden la creatividad, la confianza, el crecimiento y la expresión del espíritu, o sea, la alegría. Es importante entender la naturaleza del amor incondicional y la alegría. El amor y la alegría que vienen llenos de condiciones van en contra de la única constante en el universo: el cambio. A cada instante, las cosas cambian. El cambio es crecimiento. El amor condicional resiste el cambio; es el amor de una idea, no de una persona. Es el amor del pasado momento conocido y no de un momento futuro desconocido. Está lleno de miedo de que algún día no se cumpla con las condiciones. Ese miedo atrae lo mismo que está temiendo. Esto es evidente hoy en día en todo el mundo. Finalmente, pero importante, el amor y la libertad con condiciones te despojan de elegir la felicidad sin importar el evento que sea. La felicidad es una elección. La gente que entiende esto es capaz de enfrentar cualquier situación con alegría. La influencia de las circunstancias hace difícil lograr esto. Para ser feliz, comienza a entender y practicar el amor incondicional y la libertad. Comienza a disfrutar viendo como los demás crecen a medida que eligen crecer, no a medida que tú eliges que ellos crezcan. Comienza a disfrutar del momento desconocido del futuro y deja de aferrarte al pasado momento conocido. Empieza a crear en lugar de reaccionar.

Lo importante no es cuanto haces sino cuanto amor le pones al hacer y compartir con los demás. Trata de no juzgar a la gente. Si los juzgas no estás dando amor. - Madre Teresa

Da, da y da. El dar es otra clave poderosa a la felicidad.

Da incondicionalmente lo que la persona necesita en el momento. El punto es dar algo, aunque sea pequeño y mostrar tu cuidado a través de tus acciones dando tu tiempo. – Madre Teresa

Das sólo un poco cuando das tus posesiones. Es cuando te das a ti mismo que das verdaderamente. – Khalil Gibran

Desparrama tu alegría. Haz feliz a los demás. Te volverá multiplicado por siete.

Lo que sea que quieres que otros reconozcan y vean en ti, reconócelo y velo en ellos.

Halaga a los demás todos los días. Encuentra algo para halagar. Hazlo en forma genuina.

Considera esto: en la Máxima Realidad, no hay correcto ó incorrecto, deberías o no deberías. No hay accidentes ó coincidencias, buena suerte ó mala suerte; todos los eventos son desenlaces perfectos de una ley universal que jamás falla ni se equivoca. Son nuestras elecciones y metas lo que convierten a una cosa en incorrecta ó correcta, buena ó mala, en la búsqueda de esa meta ó elección. Por ejemplo: matar es un desenlace perfecto de la ley universal y no es por sí mismo incorrecto pero si, como sociedad, deseamos

promover la paz, la felicidad y la prosperidad entonces matar es incorrecto. Nuestras elecciones hacen que algo sea correcto ó incorrecto pero por sí misma y sin nuestras elecciones, una cosa es sólo un desenlace perfecto de la ley universal.

Considera también esto: el cambio es todo lo que hay. Eso incluye lo que la sociedad considera aceptable ó no aceptable. Incluso lo que parece una forma aceptable de comportamiento en la actualidad, fue en algún punto del pasado, algo inaceptable y algún día se convertirá de nuevo en inaceptable y viceversa. Asimismo lo que es aceptable aquí puede no ser aceptable en otro lugar ó en otro tiempo y lugar en el día. Piensa en esto a escala de lo global, racial, sexual, posición económica y edad y después pregúntate porqué.

Asimismo considera lo siguiente: en la medida en que tomes tus propias decisiones en lugar de tomar las elecciones que los demás te pasan, serás feliz, crecerás y serás libre.

¿Qué es “debería”? ¿Qué es “puedo”? ¿Porqué? ¿Quién eres tú? ¿Por qué? ¿Por qué? Piensa sobre todas estas cosas. Piensa sobre ellas con desapego. Obsérvalas verdaderamente. Encontrarás liberación, poder, amor y felicidad. Cuanto más elijas por ti mismo lo que van a ser tus eventos, basado en tus verdades y no en las verdades de los demás, más feliz vas a ser.

Aprendes a amar amando. Simplemente lo haces. No es complicado al menos que tú lo compliques. Por lo tanto, no lo compliques.

No necesitas esperar un solo momento para comenzar a ser feliz. ¡Que fantástico es eso! Aquí mismo, en este mismo instante puedes hacer esa elección. No necesitas nada fuera de ti para ser feliz y rico: está todo adentro. El exterior simplemente responde para permitir que experimentes tu estado en el mundo físico.

La verdad es, el que es feliz se vuelve más feliz debido a que sabe como ser feliz y el problemático se vuelve más problemático porque vuelca toda su energía vital a sus problemas. – Susan Page

Recuerda los peligros de querer. Nunca quieras felicidad ó ninguna otra cosa. Un estado de querer es un perpetuo estado de nunca tener y una declaración de no tener. En lugar de querer, desea y ten la intención con desapego.

Cuanto más amor das, más amor obtienes como retorno.

Tu alegría es tu dolor desenmascarado… Cuando estás contento, mira en profundidad dentro de tu corazón y encontrarás que es sólo aquello que te dio dolor lo que te está dando alegría. Cuando sientes dolor, mira de nuevo en tu corazón y verás que en realidad estás llorando por aquello que ha sido tu delicia.

– Khalil Gibran

No te quejes. Ni a ti mismo ni a los demás. ¿De que utilidad te sirve excepto aumentar la negatividad y causarla?

Sonríe, simplemente sonríe. Inténtalo- te hace feliz. Ríe porque sabes como funciona la vida, porque sabes el Gran Secreto.

La alegría real viene de adentro, del Ser. El placer y el dolor vienen de cosas externas a ti. La alegría nunca deja de ser alegría. Es la naturaleza del espíritu, de ser. No es afectada por cosas externas. Una vez que estás presente en el Ahora, despierto y en contacto con tu Ser, la alegría estará en ti por todos lados y nunca se detendrá. Nunca se detuvo y nunca se detendrá de todas maneras, pero puedes estar ciego a eso por no estar Aquí, Ahora completamente presente. La alegría es un estado eterno en el Ahora. No está ni en el pasado ni en el futuro ya que esos son “tiempos” que no existen, excepto en la mente.

El placer y el dolor por otro lado son externos y también complementarios. Lo mismo que te da placer te da dolor. Piensa en eso. Cualquier cosa externa que te da placer, cuando no está, sientes dolor, el dolor de no tenerla. La misma cosa te da placer y dolor. Lo mismo que para lo que te da dolor, cuando no está te da placer. O sea la misma cosa te da los dos. Todas las cosas externas producen esto y es por esa razón que la gente se siente insatisfecha. Sin embargo, una vez que tocas tu Ser y vives Ahora, la alegría Real surge a la superficie y esa no puede cambiar a dolor. A partir de ese punto todo se vuelve gozoso, aún las cosas más “dolorosas” dejan de traerte sufrimiento y te maravillas de la vida. La alegría es Ser y el Ser es la calidad de ser Ahora. A partir de ese momento te sentirás feliz con todo ser, sin resistir al momento presente sino creando los próximos momentos de una manera poderosa a través de la elección.

Es inútil resistir lo que es. Resistir el Ahora es doloroso. ¿Qué esperas ganar con resistir lo que Es? No lo puedes revertir. ¿Entonces porque habrías de molestarte en intentarlo? Aún así, cuando tocas tu Ser y sientes Alegría, no necesitas ninguna convicción intelectual para dejar de resistir el momento del Ahora. Simplemente amas todo “ser” en forma natural.

¿Por qué la misma cosa te da dolor y placer? Es debido a que la mente está viviendo fuera del instante del Ahora. Por ejemplo, si a ti te gusta algo que te produce placer, cuando la tienes la disfrutas (a no ser que te preocupes por perderla) Cuando no la tienes y dejas que tu mente se escape del Ahora y se vaya al pasado y al futuro pensando “que bueno que era cuando yo tenía esa cosa y realmente desearía tenerla en este momento. Espero el momento de tenerla de nuevo. No me gusta no poder tenerla ahora”, te empiezas a meter en “problemas”. Cuando piensas de esa manera pierdes por completo la alegría del Ahora, lo que Es. La brecha entre el Ahora, lo que es, y el pasado y el futuro que solo existen en la mente son la causa del dolor, de la ansiedad y de la insatisfacción. La alegría está siempre en el momento del Ahora. Está siempre presente pero tú puedes elegir no verla. Cuando estás fuera de la mente, o no-mente eres Ser, Ahora, en armonía con todo lo demás que Es, Ahora. En ese estado estás en la mejor posición para disfrutar del Ahora y crear el siguiente Ahora de la manera mas poderosa, libre de preocupación, ansiedad y negatividad. La mente es una herramienta y deberías activarla para crear una intención del siguiente Ahora. Este pensamiento rápido y desapegado no debería tomarte más de unos pocos segundos de vez en cuando. Si usas la mente para divagar constantemente dentro de la cabeza pensando sobre el pasado y el futuro, lo único que logras es vivir en el pasado, preocuparte del futuro y perder el Ahora y la alegría. De todas maneras no es una buena fórmula para crear un futuro. Todos los problemas existen fuera del Ahora, en la mente, cuando usas la mente incorrectamente.

Dejando fijas las demás cosas un individuo ó sociedad tendrán riqueza y felicidad en la medida que ame incondicionalmente, cause que otros tengan felicidad y viva en el Ahora.

Recuerda, la vida es una celebración y la alegría conlleva la celebración. La alegría es el espíritu expresado de maneras que le agradan y desea. ¡Expresa tu espíritu y deja que los otros lo expresen!

Bien, comenzamos con el dinero, continuamos con cosas más grandes y ahora volvemos al dinero. El dinero no es la cosa real; es sólo un símbolo de la riqueza real dentro de nosotros. Hasta ahora hemos estado examinando de que está compuesto lo real. A pesar de que el dinero no es lo real igual necesitamos saber como usar ese dinero. Es un círculo completo, un ciclo completo. Ya que el dinero es el final de muchas otras cosas que componen la conciencia de la riqueza y el comienzo de experimentarla como riqueza material.

El dinero es un símbolo de riqueza y el comienzo de vivir la riqueza de manera de que podamos saber por experiencia cual es su sabor. El dinero tiene dos usos. Uno es permitirnos intercambiar nuestros dones. El otro es permitirnos experimentar la riqueza. A través de esta experiencia, podemos aumentar nuestra conciencia de la riqueza y amarla aún más. La conciencia de la riqueza engendra riqueza y dinero, que a su vez engendra conciencia de la riqueza y el ciclo se continúa. Es un círculo completo, un ciclo completo. Entonces volvamos al dinero…

Un feliz bolsillo lleno de dinero. Por David Cameron Gikandi. Traducción al Castellano de José Antonio Gómez